¿Por qué participar?

Los estudios clínicos son la base sobre la cual se construye el conocimiento médico, y la participación de pacientes es esencial para avanzar en el desarrollo actual de la medicina. Sin embargo, también tienen otra función: entregar a los pacientes alternativas que solamente están disponibles para ellos a través de su participación en estudios clínicos.

Ofrecer a sus pacientes la participación en un estudio clínico significa darles la oportunidad de contribuir al desarrollo de nuevas terapias para futuros pacientes, además de permitirles ser una parte activa en la lucha contra su enfermedad. Los estudios clínicos se basan en comparar una nueva terapia con el mejor tratamiento disponible en la actualidad, prácticamente sin ningún costo para los pacientes. Todo esto significa que, incluso pacientes que pertenecen a un sistema de salud que no ofrece todas las terapias disponibles, pueden tener acceso a lo mejor que la medicina les puede ofrecer.

Por último, existen situaciones en que, desde el punto de vista de terapias, los médicos no tiene nada más que ofrecer a un paciente, que esté sustentado en sólida evidencia médica. En estos casos invitar a un paciente a participar de un estudio clínicopuede darle al médico la satisfacción de ofrecer una nueva alternativa, a la vez que le permite al paciente acceder a nuevas terapias potencialmente beneficiosas.