La imagenología de la pelvis tiene una utilidad limitada en el cáncer hepatocelular

No se encontraron hallazgos mediante IRM o TC en más del 80 por ciento de los pacientes; los resultados rara vez se relacionaron con metástasis.

En los pacientes con diagnóstico primario de cáncer hepatocelular (CHC), la imagenología de la pelvis rara vez proporciona información patológica adicional, de acuerdo con un estudio publicado en el Journal of Gastroenterology and Hepatology.

Janio Szklaruk, M.D., Ph.D., del Centro para el Cáncer MD Anderson de la Universidad de Texas en Houston, y sus colaboradores revisaron el historial médico 478 pacientes con 881 exámenes de abdomen y pelvis, atendidos entre marzo de 2015 y marzo de 2016. Se examinó a los pacientes para saber si había presencia de patología en la pelvis, la cual se clasificó como vieja o nueva. En general, 230 pacientes se sometieron a imagenología por resonancia magnética (IRM) de la pelvis y 248 pacientes fueron examinados mediante tomografía computarizada (TC).

Los investigadores encontraron que el 80.5 por ciento de los pacientes no hubo hallazgos en la TC o la IRM de la pelvis, incluyendo el 81.5 por ciento de los que se sometieron a CT y el 79.6 por ciento de los examinado por IRM. Se encontraron hallazgos en 93 pacientes, de los cuales los más frecuentes fueron metástasis en hueso, ascitis, implantes y engrosamiento de la pared de la vejiga (31, 27, siete y cinco pacientes, respectivamente). Los resultados se relacionaron con enfermedad metastásica en 7.9 por ciento de los pacientes. Se observó un hallazgo nuevo en el 5.4 por ciento de todos los estudios de imagenología.

“Los resultados sugieren que la evaluación de seguimiento de los pacientes con CHC podría no incluir un examen de pelvis”, dicen los autores.

Texto completo (puede requerir suscripción o pago)

Actualizado: lunes 28 de mayo de 2018 (HealthDay News).

Derechos de autor © 2017 HealthDay. Todos los derechos reservados.